Vivir el presente y ser más feliz: Mindfulness (Atención Plena)

http://bit.ly/1rr9uiA

De sobra sabemos, que los profesionales de la salud, hacen mucho hincapié en la importancia de vivir el día a día, centrándose en el presente, viviendo el momento.

Pero el ritmo de vida, y el uso de la tecnología de la que disponemos a mano, hace que hagamos todo lo contrario;  tenemos la mente ocupada constantemente, diversificamos nuestra atención y realizamos diversas tareas a la vez (teléfono, conducir, ordenador, cocinar… multitask, como dirían los americanos).  Esto,  junto al exceso de tensión que acarreamos, (pasado con culpas, errores y futuro con preocupaciones y miedos), nos dan como resultado el estrés y la ansiedad que tan bien conocemos. El objetivo de la atención plena precisamente es calmar una mente angustiada por toda esa sobreinformación.

Aunque ahora está muy de moda practicar Mindfulness, (técnicas mentales para reducir el estrés), fue el científico Jon Rabat-Zinn (Instituto de Tecnología de Massachussets) quien fundó este programa en el año 1979,  para el tratamiento en enfermos crónicos.  Consiste, en centrar nuestra atención en cada momento solo en lo que estamos haciendo o viviendo, como clave para sentirnos bien. Lo único de lo que tenemos el control, es el “ahora”. No podemos ser felices si nos quedamos estancados en el pasado o preocupados por el futuro.

 

COMO SE PRACTICA 

Aunque se basa en la filosofía oriental (Budismo) y se entrena mediante la meditación, mindfulness no es una doctrina religiosa ni espiritual. Su práctica consiste en simplificar y reducir al máximo todos los estímulos externos al punto de “simplemente estar”. Básicamente es regresar una y otra vez, a la experiencia más inmediata de la realidad del momento presente, de manera amable y sin juicio.

Los  5 pasos para una meditación plena:

  • Adoptar una postura de descanso, espalda recta a ser posible
  • Concentrarse en respirar, en la sensación de la inspiración y la espiración. Será lenta y abdominal.
  • Aceptar los pensamientos que pasan y centrarse en respirar. No cerrar los ojos.
  • No dejar de ser consciente, ni juzgarse ni ignorar las distracciones; no hace falta dejar la mente en blanco. 
  • Practicar con regularidad: diez minutos diario al menos una semana, para empezar

 

http://bit.ly/1ikfRF5

 

BENEFICIOS

Científicamente hablando, nuestro cerebro se adapta y reformula a partir de las experiencias personales, es lo que se denomina neuroplasticidad. Se ha demostrado que la ejercitación del cerebro en la meditación y atención plena, rebajan los niveles de cortisol, la tensión sanguínea, refuerzan la respuesta inmunológica (reducción de inflamación, etc.) e influyen en la expresión genética. 30 minutos diarios, puede aliviar los síntomas de depresión y ansiedad así como reducir la percepción del dolor; mejora la memoria, la concentración e induce un estado de ánimo relajado y tranquilo. 

La práctica de la atención plena no sólo es aplicable en el entorno clínico, sino que va dirigida a todo el mundo en general. Nos ayuda en cualquier ámbito de nuestra vida, personal o profesional, o a cualquier persona que quiera aumentar sus capacidades e iniciar un proceso de autoconocimiento.

 

Angélica R.Tomassetti Community Manager
  1. Pingback: La Resiliencia, el arte de afrontar los problemas y aprender de ellos | CDI Marbella

  2. Pingback: 10 claves para desconectar sin meditar | CDI Marbella

Dejar un comentario

*

captcha *