Resiliencia: el poder de los superguerreros

http://bit.ly/1WUpQB3

Y de pronto llega un día en que la vida te sacude y te deja temblando, desnuda y asustada en la puerta de ti misma.

Y sólo eres capaz de ver pedacitos de tu alma, esparcidos en el aire y posados sobre charcos de agua sucia…

Observas tus rodillas arañadas y sin saber muy bien de dónde llegó el golpe vital, miras al cielo pidiendo una explicación. Y el cielo… calla.

Miras hacia atrás en el tiempo y te preguntas cuántas piezas de azar tuvieron que conjugarse para formar semejante tormenta de dolor y rabia.

A veces la vida tiene por costumbre caerse ante ti: dicen que ocurre unas tres o cuatro veces a lo largo de la vida de cada persona.

Y todo cuanto antes tenía sentido y te llenaba de alegría, se ve empañado y contaminado por el impacto.

La pérdida emocional o física de un ser querido, la enfermad, la injusticia, son heridas vitales de las que cuesta recuperarse y sin embargo ocurren a diario.

¿Quién nos prepara para ello?

Quién nos enseña a surfear olas gigantes o a salir a flote cuando sólo parece quedarnos el último aliento?

Cada día encontramos a nuestro alrededor, historias de héroes y heroínas que se reponen de fuertes golpes viales, que con fuerza y honor viven los diferentes estadíos de un cáncer, que con la fortaleza, amor y voluntad tratan de vivir con la pérdida de una hija…

Es sencillo verlo, sólo observa a tu alrededor y podrás encontrar historias de personas que son arrastradas por la ola y que poco a poco, desarrollan algo dentro de sí  mismos que hacen que la chispa vital, que la sed de vida, vuelva a iluminar sus ojos.

Me gustaría proponerte un reto, para juntos aprender qué es eso que se enciende dentro, que hace que podamos salir fortalecidos de los golpes de la vida, esa capa de súper poderes que estos héroes cotidianos llevan puesta y por lo que los admiramos.

Esa capa se llama:

RESILIENCIA

Me gustaría que observaras a una persona cercana que admires por su capacidad para salir adelante tras una situación adversa y te fijes en qué comportamientos ha tenido y/o tiene que la hayan ayudado a salir de su tormenta. Puedes observarlo con atención o puedes directamente preguntar a esas personas.

A veces suele ocurrir, que corremos demasiado incluso para salir de nuestras crisis, y no prestamos demasiada atención  a los mecanismos que ponemos en funcionamiento, cuando tras el período de impacto y sorpresa nos remangamos y nos ponemos manso a la obra para continuar con nuestra vida.

Si bien hay momentos duros en la vida, la mayor parte del tiempo que tenemos desde que nacemos hasta que nos vamos, suelen ser más o menos tranquilos. Quizás pueda ser el momento de aprovechar los tiempos de calma, para hacer balance de daños y regalos de los tsunamis de la vida.

Si somos justos en nuestra valoración, no os quedaremos sólo lamentándonos por lo perdido, sino que seremos capaces de ver que colateralmente hemos obtenido regalos inmensos, gracias ( y recalco, gracias a las situación en cuestión).  Estos regalos a veces vienen de fuera, como darte cuenta de que hay más personas pendientes de tu bienestar de las que creías, pero también vienen de dentro y a esas es a la que hoy te pido que prestes especial atención.

Quizás tenga que ver con un nuevo enfoque de vida, un cambio de prioridades, una habilidad hasta ahora desconocida. Observa en tus personas cercanas y especialmente dentro de ti, esas ganancias internas, pues son los ingredientes de la capa súper poderes.

Además tienen un inmenso poder, pues no sólo te hacen fuerte en mitad del dolor, sino que se quedan para siempre despiertas y disponibles para ti.

Desde este enfoque, desde las consciencia de nuestras capacidades, y sobre todo desde nuestra actitud, la próxima batalla vital, es posible que vuelva a pillarte por la espada y vuelva a dejarte con cara estupefacta y alma dolorida, pero seguramente tu capacidad de respuesta y sobre de todo de confianza en tus propias posibilidades, harán el trago sensiblemente más fácil de llevar.

Imagina por un momento que el miedo a una nueva sacudida, se dispara subiendo (no por fe, sino por conocimiento de causa) que ocurra lo que ocurra, tienes recursos fuera y sobre todo dentro de ti, para superar la situación de dar lo mejor de ti, pase lo que pase.

¿No crees tener motivos para vivir con más calma, libre de la esclavitud del miedo que paraliza y bloquea?

Haz balance de todo cuanto has despertado y aprendido en ti; atesóralo, hónralo y compártelo, pues no hay regalo más maravilloso que poder ofrecer nuestro aprendizaje a quienes se ven golpeados, sabiéndose una ayuda eficaz y mejorando la capacidad de toda la tribu para crecer y ser felices, ¿no crees?.

 

Azu Ubierna, responsable del Área de Orientación, Coaching y Formación del Servicio de Empleo dela Universidadde Burgos. (Artículo de Hachepositivo)

 

Angélica R.Tomassetti Community Manager
  1. Pingback: Los valientes, “una especie no tan extinguida” | CDI Marbella

Dejar un comentario

*

captcha *