logo Tel: (+34) 952 86 58 51
Press "Enter" to skip to content

¿Artrosis o Artritis?: Gimnasia para manos

cdimarbella 0
https://bit.ly/3qP4Sue
https://bit.ly/3qP4Sue

Cuando hablamos de artrosis de la mano nos referimos generalmente al desgaste que se produce en las articulaciones de los dedos que permiten el movimiento de estos. Dichas articulaciones están recubiertas de cartílago, que junto con un líquido viscoso que produce (líquido sinovial o articular) permiten un deslizamiento suave de las superficies articulares. Cuando estas estructuras se deterioran por el uso o por alguna patología, se produce un roce que progresivamente produce dolor y limitación de la movilidad. La causa de la artrosis no se conoce completamente, pero se sabe que se suman factores hereditarios y adquiridos.

En el caso de la artritis, es una enfermedad reumática de las articulaciones, de naturaleza inflamatoria, que viene acompañada de todos los signos característicos de la inflamación (hinchazón, enrojecimiento, calor y dolor). Lo que la diferencia del artrosis es que puede surgir a partir de otras causas no degenerativas como una infección, un traumatismo o una enfermedad autoinmune.

Para aquellas personas que sufren de estas enfermedades, hacer ejercicio puede ser muy beneficioso para su salud, ya que puede aliviar el dolor, hinchazón y la rigidez articular. Además, si se realiza una rutina a diario, puede aumentar la fuerza en el área afectada y mejorar el estado de ánimo debido a que combate la fatiga:

Ejercicios para las manos

1. Haz un puño

Estirar la mano por unos segundos y luego suavemente cerrarla hasta crear un puño puede ayudar a mantener flexibles los ligamentos y tendones en las manos y también puede aliviar el dolor.

Cómo se realiza:

  • Comienza sosteniendo la mano izquierda con todos los dedos rectos. Luego, dobla lentamente la mano en un puño, colocando el pulgar en el exterior de la mano. Sé gentil, no aprietes con mucha fuerza la mano.
  • Abre la mano nuevamente hasta que los dedos estén rectos nuevamente.
  • Haz el ejercicio 10 veces con la mano izquierda. Luego repita toda la secuencia con la mano derecha.

 

2. Dobla los dedos

Doblar los dedos es un ejercicio que podría ayudar a aumentar la función del líquido sinovial.

Cómo se ejecuta:

  • Mantén los brazos en posición relajada, dobla los codos con las palmas hacia afuera.
  • Comienza con su dedo índice y dóblalo lentamente hacia abajo para tocar tu pulgar, y luego abre tu mano hacia arriba.
  • Haz lo mismo con tus dedos medio, anular y meñique.
  • Repite tantas veces como sea necesario con cada mano.

3. Levanta los dedos

  • Estirar los dedos también es una excelente forma para combatir la rigidez y el dolor producido por la artritis.

Cómo realizarlo:

  • Coloca una mano plana sobre una mesa con la palma hacia abajo y los dedos extendidos.
  • Mientras mantienes tus otros dedos lo más planos posible, levanta lentamente el pulgar lo más alto que puedas.
  • Mantén durante unos segundos y luego bájalo.
  • Repite el ejercicio con cada dedo y luego cambia de manos.
  • Haz 3 series de 10 repeticiones con cada mano

 

4. Estira la muñeca

  • Este ejercicio de estiramiento, fortalecimiento y acondicionamiento de la muñeca podría reducir el dolor de artritis.

Cómo se ejecuta:

  • Extiende el brazo derecho con la palma hacia abajo.
  • Con la mano izquierda, presiona suavemente la mano derecha hacia abajo hasta que sientas que tanto la muñeca como el brazo se están estirando.
  • Mantén la posición por unos segundos.
  • Repite 10 veces. Luego, haz la secuencia completa con la mano izquierda

5. Haz una C 

  • Hacer ejercicios como formular la letra “C” con la mano ayuda a aumentar el flujo sanguíneo al cartílago dañado, lo que permite mantenerse saludable y prevenir una mayor descomposición. También sirve para fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones y de este modo aliviar un poco la presión.

 

Cómo se realiza:

  • Comienza sosteniendo la mano y los dedos rectos y juntos.
  • Curva suavemente los dedos en forma de “C”, como si estuvieras sosteniendo una lata o botella.
  • Lentamente, regrese tu mano a la posición inicial.
  • Realiza 3 series de 10 repeticiones una vez al día.

Si bien hay que vivir con ello, esperamos que con estos ejercicios, se lleve algo mejor.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

shares