logo Tel: (+34) 952 86 58 51
Press "Enter" to skip to content

¿Eres una persona con éxito?

cdimarbella 0

http://bit.ly/1zrZorJ

Conseguir éxito o triunfo, probablemente sea el mayor reto al que nos enfrentamos en la vida. Para unos, es tener más de una carrera universitaria, un poder adquisitivo elevado, encontrar una profesión que les llene; para otros, ser padres, tener una gran casa y tener muchos amigos, pareja o una gran vida social donde ser uno mismo y sentirse aceptado. Ya sea en el plano profesional o personal, el éxito lo definimos cada uno de nosotros, teniendo en cuenta las aspiraciones, metas, ilusiones y valores. Se trata de dejar de mirar hacia fuera y empezar a encontrar dentro.Recuerda que tu mejor curriculum es tu personalidad.

Cuando pensamos en éxito, pensamos en esfuerzo, trabajo duro y con disciplina, persistencia, determinación, iniciativa….lo cierto es que no hay recetas mágicas para lograrlo, pero no dejemos que todo esto nos asuste,  lo contrario de fracasar, es no haberlo intentado. 

Escoge con cariño un espacio de tu vida para tus metas, hazte hueco en la rutina diaria y no olvides hacer algo cada día relacionado con tus MIT (most important things) para no alejarte nunca de lo que verdaderamente es esencial para ti: reinvéntate a ti mismo. Empieza buscando objetivos pequeñitos, brillantes, retadores y bonitos que te motiven y te hagan ir creciendo y conociendo tus capacidades. Nada mejor que conocer nuestras habilidades y nuestro talento innato para sacar lo mejor de nosotros mismos.

Estas son algunas de las claves por las que puedes reconocer si tienes éxito:

  • Tienes la autoestima alta independientemente de los logros de los demás.
  • Disfrutas de lo que tienes.
  • Eres capaz de hacerte respetar sin recurrir a la agresividad.
  • Eres asertivo. Entiendes que decir “si” o “no” es suficiente.
  • Has detectado tus puntos fuertes y construyes objetivos en función de ellos.
  • Tienes pasiones que perseguir. Tienes talentos únicos y los persigues.
  • No te sientes culpable antes situaciones ajenas de las que no tienes control.
  • Has perdido el miedo a pedir ayuda y respaldo.
  • Dejas ir las cosas que no te hacen bien.
  • Evitas ser tóxico.
  • Amas profundamente y dejas que otros te amen: sentirte querido significa sentirte seguro.
  • Ves la vida llena de posibilidades. No desperdicias las experiencias negativas.
  • etc…

 

Recuérdate a ti mismo, que no fuiste valiente por todo aquello que dejaste atrás, sino porque diste el paso sabiendo que podías equivocarte. Equivócate todo lo que sea necesario; mira esas equivocaciones con cariño y aprende de ellas:

Ten todos los errores necesarios para conseguir lo que quieres

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.