logo Tel: (+34) 952 86 58 51
Press "Enter" to skip to content

Hay dos cosas que se hacen condenadamente mal en nuestro mundo: NACER y MORIR.

cdimarbella 1

Fotografia compartida de la página de Facebook " La Rueda de la Vida". http://bit.ly/GDKfoQ

           En muchísimos casos sin conciencia, sin respeto, sin sinceridad, sin ningún sentido de trascendencia, totalmente medicalizado, en la soledad y frialdad de hospitales y no al calor de los seres queridos, es como nacemos y morimos.

“Morir es tan natural como nacer y crecer, pero el materialismo de nuestra cultura ha convertido este último acto de desarrollo en algo aterrador.”

Acabo de terminar el libro “La rueda de la vida” de Elisabeth Kübler-Ross en el que de manera amena nos cuenta como se ha desarrollado su vida; cuando un libro te aporta tanto quieres que otros compartan esa estupenda experiencia y eso es lo que pretendo ahora, animaros a los que interese el tema, a contactar con esta autora. 

Esta fenomenal psiquiatra es considerada como la mayor experta en  el último tránsito de la vida. Morir es trasladarse a una casa más bella, «se trata sencillamente de abandonar el cuerpo físico como una mariposa abandona su capullo de seda».Las experiencias científicas de la doctora Kübler-Ross permiten confirmar la existencia de una vida después de la muerte. Sólo se trata del pasaje a un nuevo estado de consciencia en el que se continúa existiendo, comprendiendo, y en el que el espíritu tiene la posibilidad de proseguir su crecimiento.Ella ha comprendido que los seres que están en el umbral de la muerte no ‘alucinan’ cuando ven a personas que ya murieron venir a buscarlos.

Pienso que todo profesional de la medicina debe conocer la base de sus investigaciones y volver a recapacitar en ideas como:

  •  el mejor servicio que un médico puede prestar a un enfermo es ser una persona amable, atenta, cariñosa y sensible.
  •  el conocimiento solo no va a sanar a nadie; si no se usa la cabeza, el alma y el corazón, no se puede contribuir a sanar ni a un solo ser humano.
  •  había una época en que la medicina consistía en sanar , no en hacer negocio: tiene que adoptar esa misión nuevamente.

Esta mujer no ganó el premio Nobel de la Paz, ni su muerte fue el encabezado de los informativos, sin embargo su trabajo, influencia y legado han transformado nuestra sociedad.

Fotografia compartida de la página de Facebook ” La Rueda de la Vida”. http://bit.ly/GDKfoQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.