logo Tel: (+34) 952 86 58 51
Press "Enter" to skip to content

Metástasis óseas: diagnostico por la imagen

cdimarbella 0

 

 

El diagnóstico de metástasis óseas a través de técnicas de imagen, consiste básicamente en la visualización directa de la infiltración tumoral o en la detección de la reacción del hueso, a dicho proceso maligno.

Se denomina “metástasis ósea” al depósito de células cancerosas en el hueso,  procedentes  de una neoplasia. Una vez que la célula tumoral pasa al torrente circulatorio se deposita en el hueso, donde tiene la capacidad de seguir creciendo.

Dicha afección esquelética se va a presentar en el 30-70 % de los pacientes que padecen cáncer, siendo el de mama en la mujer y el de próstata y pulmón en el hombre, las principales neoplasias que metastatizan en el hueso. Entre los lugares más frecuentes del asentamiento metastásico se encuentran las vértebras, las costillas, el cráneo, el fémur y la pelvis.

El conocimiento de la posible afectación del esqueleto en un paciente oncológico, puede ser esencial para poder realizar un tratamiento adecuado.

Radiología simple: No se recomienda como método de cribaje debido a su baja sensibilidad. Se ha estimado la necesidad de una reducción superior al 40 % en la densidad del hueso.  Nunca se debe utilizar como método de detección inicial por su limitada sensibilidad que tan sólo ronda el 45 %.

Tomografía axial computarizada Se estima una sensibilidad de la TAC para detectar lesiones osteolíticas entre un 70 y 100 %.  Su principal papel es el de identificar las posibles complicaciones que pueden aparecer tras la afectación ósea, puede servir en el diagnóstico diferencial de lesiones descritas y no aclaradas por otras técnicas de imagen y va a ayudar a conocer la zona más accesible para la toma de biopsias.

Resonancia magnética: la única señal que la RM detecta del hueso es la de la médula ósea, por lo que se considera como técnica óptima para estudiar dicha médula12 La sensibilidad de la RM ósea oscila desde un 82 a un 100 % y su especificidad es cercana al 75 %no se considera, pues, una técnica de rutina en el estudio de detección de metástasis óseas.

La gammagrafía ósea: es la prueba que forma parte fundamental en la valoración y estadificación,  de pacientes afectados de procesos malignos, sigue siendo uno de los métodos más sensibles en la detección de las metástasis óseas ya que, entre otras características, presenta gran disponibilidad y permite visualizar todo el esqueleto en una sola prueba,  en un tiempo y con un coste razonables.   La sensibilidad global de la técnica oscila entre un 62 y un 100 % con una especificidad del 78-100 %.

Tan sólo es necesario un 5-10 % de variabilidad entre el cociente lesión frente a tejido óseo norma,  para que se detecten cambios gammagráficos.  Es por ello,  que dichos hallazgos pueden diagnosticarse de 2-18 meses antes que por técnicas radiográficas simples, hecho que le confiere que se trate de la modalidad inicial de diagnóstico,  en los pacientes con riesgo elevado de metástasis óseas de origen esclerótico, como son el carcinoma de mama, próstata y pulmón.

Patrones gammagráficos de las metástasis óseas

1. Lesión focal solitaria .sólo el 50 % de estos depósitos detectados corresponden a metástasis, incluso en pacientes con neoplasias extraóseas.

2. Lesiones focales múltiples . Se ha de establecer el diagnóstico diferencial con otros procesos como la artritis, traumatismos, fracturas osteoporóticas, enfermedad de Paget, trastornos metabólicos óseos y osteomielitis.

3. Afectación difusa y global . Conocido como “patrón superscan “,  está caracterizado por una distribución uniforme del radiofármaco, un elevado cociente de captación ósea frente a actividad de fondo, generalmente no se visualizan los riñones. Es típico de estadios avanzados de cánceres

4. Lesiones frías . Son relativamente infrecuentes y difíciles de evidenciar, pueden aparecer en el  mieloma múltiple y en el carcinoma de células renales.

Con respecto a los pacientes que están en tratamiento, una disminución de la intensidad de captación o la desaparición de las lesiones descritas en estudios previos es indicativo de buena respuesta a dicho tratamiento

Técnicas metabólicas de imagen: tomografía por emisión de positrones con F-18-fluorodesoxiglucosa y tomografía por emisión de positrones con F-18-fluoruro:  aún no se consideran  una técnica de rutina para el diagnóstico de  metástasis óseas  dado el elevado índice costo-efectividad comparado con la gammagrafía  ósea convencioanl con difosfonatos.    Su uso está restringido a pacientes con elevada probabilidad clínica de lesiones metastasicas,  en los que la gammagrafía ósea  es negativa y a aquellos en los que el tumor primario origina lesiones de tipo lítico.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.