logo Tel: (+34) 952 86 58 51
Press "Enter" to skip to content

La Resiliencia, el arte de afrontar los problemas y aprender de ellos

cdimarbella 0

 

 

 

http://bit.ly/1HkvpiM

¿Quién no ha sentido en algún momento de nuestra vida que ya no podemos más, que no tenemos más fuerzas  ante un trauma, problemas familiares, relaciones personales, una enfermedad o situaciones estresantes de trabajo…? y sin embargo, siempre sacamos esa voluntad  para continuar adelante y además aprendiendo de lo acontecido; como hemos escuchado muchas veces, “ Nunca sabes lo fuerte que eres, hasta que ser fuerte es tu única opción”.  Pues bien,  a esa capacidad que tenemos las personas, de superar obstáculos y dificultades de la vida y reconstruirse, se le llama resiliencia.

La resiliencia no es cualidad  innata, aunque si puede haber una tendencia genética que la puede predisponer. Es algo que todos podemos desarrollar a lo largo de nuestra vida; muchos estudios demuestran que uno de los factores más importantes en la resiliencia es tener relaciones de cariño y apoyo dentro y fuera de la familia. No significa que no sufran o experimenten dificultades pero, los resilientes tienen una manera mas optimista y diferente de ver el mundo; sorprenden con el buen humor y nos hacen preguntarnos como son capaces de afrontar la vida con una sonrisa en los labios, después de todo lo que han pasado.

Estas son algunas de las cualidades que  caracterizan a una persona resilente:

  • Es trabajadora y creativa.
  • Es optimista y positiva. Ven la vida con objetividad pero siempre con un prisma optimista.
  • Es consciente de sus potencialidades y limitaciones. Realista.
  • Tiene sentido de participación, es cooperativa.
  • Posee capacidad de liderazgo, es capaz de tomar decisiones.
  • Es resolutiva, tiene capacidad de solucionar problemas.
  • Mantiene el sentido del humor. Es capaz de reírse de la adversidad y sacar una broma de sus desdichas.
  • Posee un pensamiento crítico.
  • Cuenta con una fuerte motivación interna.
  • Es asertiva.
  • Es flexible ante los cambios y asume las dificultades como una oportunidad para aprender. Vive el momento.

 

Como se desarrolla:

  • Estableciendo  buenas relaciones ( familia, amigos, vecinos…).
  • Aceptando que el cambio es parte de la vida.
  • Buscando  oportunidades para descubrirse a si mismo.
  • Evitando  ver las crisis como obstáculos insuperables.
  • Desarrollando  metas realistas y dirigiéndose  hacia ellas.
  • Cultivando  una visión positiva de ti mismo/a.
  • Manteniendo  las cosas en perspectiva. Evitando  agrandar el problema fuera de su proporción.
  • Buscando ayuda en los demás y el apoyo social si pasas por un suceso potencialmente traumático.

 

Recordemos que está en nosotros  el desarrollar la resiliencia y que a través de  las situaciones límites encontraremos una oportunidad para decidir en que tipo de personas nos queremos convertir. Somos responsables de lo que hacemos, de lo que amamos y de lo que sufrimos.

 

” La Resiliencia es un verdadero camino en nuestras vidas y nosotros no sólo tenemos la capacidad para elegirlo, sino que también podemos mostrárselo a otros. Confiemos en lo que somos, en lo que tenemos, en lo que somos capaces de hacer y estemos dispuestos a afrontar los desafíos que la vida nos ofrece. Asumamos la crisis como oportunidades para crecer, encontremos el sentido a nuestras vidas y tengamos esperanza y fe aun en las distintas realidades que nos toque vivir”.

( Prof. Dr. Luis del Río Díez)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.